Cine: Los Tres Mosqueteros

'Los Tres Mosqueteros (2011)' es la nueva adaptación de la novela homónima de Alejandro Dumas, dirigida por Paul WS Anderson que nos trae una revisión del clásico una vez más.


La película nos trae unos mosqueteros modernizados, un malvado duque interpretado por Orlando Bloom y un D'Artagnan (el supuesto protagonista) interpretado por Logan Lerman. Uno no cree que se le pueda sorprender con una película de los mosqueteros hasta que empieza a ver el film y se da cuenta de que han tomado lo de siempre y le han dado veinte vueltas de rosca adicionales. Vamos a ello.


1) El vestuario: Yo creo que esto es lo más llamativo. Todos y cada uno de los personajes está vestido con unos atuendos extremos que dejarían a Lady Gaga patidifusa. La caracterización de Orlando Bloom (duque de Buckingham) como un tipo con una moda extrema y su "fan" el rey de Francia, que es la cosa más homosexual que uno pueda echarse a la cara, lo cual hace que nos sorprendamos notoriamente cuando sus tendencias secuales no tienen nada que ver con su atuendo. Los protagonistas llevan una mezcla de atuendo de época y gabardinas negras a lo Matrix, mientras que la estrella aquí sin duda es Milla Jojovich interpretando a Milady; ella está simplemente espectacular.


2) Las fantasmadas: La película está como ya comentaba pasada de rosca. Los tres mosqueteros, milady y un largo etcetera pilotan barcos voladores, se enfrentan en duelos imposibles a docenas de masillas, y todo eso en saltos de slow-motion que hacen ver a Neo como un mariquilla impedido.


3) La... ¿moraleja?: Por algún motivo a lo largo de esta película se dan los consejos más extraños que he visto. Corre D'Artagnan, ve a equivocarte a París y liala parda. D'Artagnan, antes que a cualquier cosa en el mundo debes elegir a la mujer, da igual patria, amigos o lo que sea. Dios mío. Estamos locos o qué.


3) D'Artagnan: ¿Por qué es Jennifer Aniston pero en adolescente imberbe? Me perturbas, Logan Lerman...

4) Estos mosqueteros son unos hijos de puta: ¿Pero habéis visto las perrerías que le hacen al mayordomo? Yo pensaba que a esas alturas no había esclavitud en París.

Dicho esto, terminaré esta rápida crítica mencionando que me alegra que aun sigan saliendo películas de aventuras, aunque el caracter extremo que están llegando a tomar me da algo de miedo. El escenario de la película es increíble, las actuaciones... bueno, hay un poco de todo: Milla y Orlando la clavan, y el resto ahí andan.

En definitiva, no me ha disgustado pero tampoco me ha apasionado. La película tiene un rollo muy superproducción, pero resulta en la típica sobremesa de sábado tarde, divertida, entretenida y... diferente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...